El deporte para vencer los efectos de la pandemia

La Secretaría Nacional de Deportes puso en marcha las clases presenciales de las Escuelas Deportivas SND, y en pocos días el número de personas inscriptas ha superado ampliamente las expectativas. El programa social que en sus inicios estaba dirigido a niños, niñas y adolescentes, en la actualidad, se abre para recibir a las personas desde 10 años en adelante.

Con la finalización de las clases a distancia de Deporte Virtual, que eran transmitidas en las plataformas digitales de la cartera deportiva; la aprobación de protocolos sanitarios para los encuentros deportivos con niños, niñas y adolescente por parte del Ministerio de Salud; y la apertura de las clases presenciales en más de 15 disciplinas deportivas, las personas que buscan participar en el programa social han aumentado considerablemente.

Las modalidades habilitadas para la iniciación y práctica deportiva, dirigidas a niños, niñas y adolescentes de 10 a 17 años son: Básquetbol, Karate DO, Gimnasia Rítmica, Ajedrez, Tenis, Bádminton, Esgrima, Vóleibol de Playa, Vóleibol de Pista, Judo, Fútbol, Atletismo, Hándbol, Patinaje Artístico, Lucha Olímpica y Gimnasia Artística. Los participantes solo podrán optar por una modalidad y turno, debiendo seguir con todas las medidas sanitarias: lavado de manos, uso de tapabocas, distancia física, etc.

“La SND, dispuso además el desarrollo de clases destinadas a la promoción de la actividad física como hábito de vida saludable”, sostuvo la Ministra Secretaria Nacional de Deportes, Fátima Morales. En tal sentido, jóvenes y adultos de 18 a 49 años, podrán inscribirse a las clases de Ritmos Latinos y Entrenamiento Funcional; mientras que las personas de 50 años en adelante podrán inscribirse para participar de las clases de Bailoterapia.

Ya con pocos cupos disponibles, la inscripción masiva demuestra cómo, para la mayoría de ciudadanos, el deporte ha sido clave a la hora de afrontar mejor la situación excepcional provocada por la pandemia, convirtiendo a la actividad física en un remedio para mitigar sensaciones como el estrés y el aburrimiento.

Sin duda, el confinamiento por el coronavirus ha puesto más aún de manifiesto la importancia que el deporte tiene para mantener nuestro equilibrio físico, mental y emocional, en estados saludables. Es así que el Ente Rector del Deporte Paraguayo tiene entre sus acciones principales la generación de espacios de desarrollo deportivo y promoción de hábitos de vida saludable.

Escuelas Deportivas SND

Este programa se define como un proceso pedagógico de enseñanza teórica y práctica de las distintas modalidades deportivas, desde la edad de 10 años en adelante, mediante acciones lúdicas desarrolladas por los niños, niñas y adolescentes, que conllevan a la optimización de su desarrollo deportivo.

El Proyecto Escuelas Deportivas SND permite optimizar el itinerario deportivo ofreciendo oportunidades de participación en espacios de iniciación, formación y desarrollo deportivo de calidad, posibilitando el acceso a procesos pedagógicos sistemáticos. Así mismo, beneficia a niños, niñas y adolescentes en el acceso a espacios de iniciación y desarrollo deportivo, a través de un proceso formativo de la enseñanza y perfeccionamiento del deporte.

Las clases de las Escuelas Deportivas SND son de carácter voluntario y las actividades buscan complementar la asignatura de Educación Física, ya que se configuran a través de un trabajo en coherencia con los ciclos educativos.

REQUISITOS

En el caso de las personas menores de edad los requisitos principales son el certificado médico que habilite a la actividad física, copia de cédula de identidad del beneficiario y de los padres o tutor legal.

Para las personas mayores de edad, al certificado médico, la copia del documento de identidad y adjuntar además el certificado de vacunación contra el Covid-19 con el ciclo completo (2 dosis o monodosis).

Una gran familia

La alegría de volver a los encuentros presenciales no solo es expresada por los niños, niñas y adolescentes que diariamente asisten a las clases desarrolladas en el Complejo SND, sino también por los padres quienes acompañan cada encuentro y también aprovechan los espacios para realizar caminatas y actividades físicas mientras sus hijos e hijas están practicando, generando además una gran familia que se apoya y acompaña de manera permanente.

Esmilce Morínigo acompaña todas las tardes a su hijo Marcelo González. “Él tiene 17 años y está practicando básquet con el Prof. Alcides. Desde que volvimos a la SND veo que se siente feliz y contento. Es algo que no sé cómo expresar la forma en que veo a mi hijo después que volvió a las clases presenciales”, remarca Morínigo.

“Él sintió mucho cuando vino la Pandemia y se cerraron las clases presenciales. Este encierro en realidad nos costó a todos pero ahora agradezco que vuelven las escuelas deportivas presenciales. Marcelo se puso muy feliz porque con las clases de las Escuelas Deportivas tiene la oportunidad de hacer algo que le gusta y él es un apasionado por el básquebtol”, finalizó.

Nadia Bogarín es mamá de Mauricio y lo acompaña a las clases de Karate DO. “Es nuestra primera experiencia en la Escuela Deportiva SND y Mauri salió muy contento después de la primera clase. No paró de hablar bien de su experiencia desde que salimos de la SND hasta llegar a casa. Ahora está muy ansioso con seguir participando de las clases así que solo puedo agradecer a la SND por la iniciativa y felicitar a los profesores que hacen sentir bien a los chicos”, dijo Bogarín.

Escuelas Deportivas Inclusivas

Las Escuelas Deportivas SND tienen un fuerte componente inclusivo, buscando que la práctica deportiva sea accesible también a personas con discapacidad. Mónica Valdez, mamá de Antonio Flores, alumno de Karate, destaca la importancia de la actividad física y los resultados que su hijo ha logrado gracias a su participación en las Escuelas Deportivas.

“Este es el segundo año que Antonio participa. Es un niño con discapacidad; tiene retraso motor y de lenguaje cognitivo, y con autismo leve. Llegamos por recomendación de su neurólogo que nos dijo que Antonio practique deportes. Aquí está dando progreso a su retraso motor ya que va adquiriendo destrezas con la disciplina y además le ayuda a socializar con las personas”, resaltó Valdez.

“Nos prohibió faltar a las clases, él no quiere faltar a sus clases y eso para nosotros es muy importante por la motivación que va teniendo. Simplemente agradezco a la SND por el espacio que nos brinda para que Antonio y también otros niños puedan practicar deportes sanamente y sin ningún tipo de discriminación”, finalizó la madre del beneficiario.

Adultos Mayores los adelantados

Los Adultos Mayores del Grupo Vida Saludable y Feliz, quienes ansiosos esperaban el retorno a los encuentros con sus compañeros en las clases de bailoterapia, fueron los adelantados en retomar las actividades presenciales y compartir una jornada de actividad física. Los encuentros que iniciaron hace una semana fueron los primeros en ser presenciales.

Félix Narciso Pérez, integrante del Grupo de Adultos Mayores, indicó que “hace cinco años que estoy acá, me gusta mucho venir, tengo varias enfermedades y las clases me ayudan de sobremanera para sobrellevar mis dolencias, me gusta más estar presente que hacer ejercicio desde la casa, por eso me pone muy contento, me ayuda en lo psicológico”.

Por su parte, Arminda Ojeda, expresó que “tengo 81 años y soy la reina del grupo acá, gané varias competencias y estoy muy feliz porque es un grupo maravilloso, desde que estoy integrando el grupo vivo la vida feliz, tengo salud, esta es mi segunda familia”. Ojeda, que forma parte del Grupo Vida Saludable y Feliz desde hace 7 años, remarcó que “iba a dejar porque vivo lejos, pero me convencí en seguir porque aquí soy feliz, al recibir el llamado del profe cambió mi semblante y estoy muy agradecida porque esto me está dando más años de vida.”

Por su parte Benita Paredes de Pérez mencionó “estamos muy felices, parecíamos niñas preparando sus cosas para una excursión. Volvimos a nuestra casa, la SND, después de meses sin actividad. Hace cinco años que asisto a las clases y ahora es como volver a la vida, de forma presencial es todo mejor”.

Medidas Sanitarias:

En el caso de las personas menores de edad los requisitos principales son el certificado médico que habilite a la actividad física, copia de cédula de identidad del beneficiario y de los padres o tutor legal.

Para las personas mayores de edad, al certificado médico, la copia del documento de identidad y adjuntar además el certificado de vacunación contra el Covid-19 con el ciclo completo (2 dosis o monodosis).